microelectronica.es.

microelectronica.es.

Circuitos integrados para sistemas embebidos

Los sistemas embebidos son sistemas informáticos especializados que se integran en otros dispositivos para controlar y automatizar diversas funciones. Estos sistemas se encuentran en una amplia gama de productos, desde automóviles hasta teléfonos inteligentes y electrodomésticos. Los circuitos integrados son un componente clave en el diseño de estos sistemas embebidos, ya que proporcionan la funcionalidad necesaria para controlar y procesar la información.

Qué son los circuitos integrados

Los circuitos integrados, también conocidos como chips o microchips, se refieren a pequeños dispositivos electrónicos que contienen una gran cantidad de componentes, como transistores, resistencias y capacitores, integrados en un solo chip. Estos componentes se conectan mediante conductores y se imprimen en un sustrato, generalmente de silicio.

Los circuitos integrados pueden ser analógicos, digitales o mixtos. Los circuitos integrados analógicos se utilizan para procesar señales analógicas, como voz, música o video, mientras que los circuitos integrados digitales procesan datos digitales, como código de computadora o binario. Los circuitos integrados mixtos combinan ambos tipos de circuitos en un solo chip.

Tipos de circuitos integrados para sistemas embebidos

Existen varios tipos de circuitos integrados que se utilizan en sistemas embebidos para controlar y procesar la información. Estos incluyen:

  • Microcontroladores: los microcontroladores son circuitos integrados programables que incluyen un procesador central, memoria y periféricos de entrada y salida. Estos dispositivos son ampliamente utilizados en sistemas embebidos para controlar dispositivos y sectores industriales, como automóvil, robótica, electrodomésticos y mucho más.
  • ASIC: los circuitos integrados ASIC (Application-Specific Integrated Circuit) se utilizan en sistemas que realizan una tarea específica. Se crean para realizar una tarea específica, sin embargo, no se pueden programar ni modificar. Se utilizan en aplicaciones en las que se requiere alta capacidad de procesamiento o en sistemas en los que se requiere una funcionalidad específica y personalizada.
  • FPGA: los FPGAs (Field-Programmable Gate Array) son circuitos integrados programables que se utilizan en sistemas embebidos. Los FPGA se pueden programar para realizar una amplia gama de tareas, lo que los hace muy versátiles. Estos dispositivos se utilizan en sistemas de alta habilidad de procesamiento, tales como, telecomunicaciones, defensa, video, instrumentación, automotriz y mucho más.
  • Beneficios de los circuitos integrados para sistemas embebidos

    Los circuitos integrados ofrecen varios beneficios para los sistemas embebidos, como:

    • Tamaño compacto: los circuitos integrados permiten que los sistemas embebidos sean más pequeños y livianos, lo que facilita su integración en los dispositivos.
    • Menor consumo eléctrico: los circuitos integrados consumen menos energía eléctrica que otros dispositivos, lo que es beneficioso para los sistemas que funcionan con energía limitada, como los sistemas alimentados por baterías.
    • Personalización: los circuitos integrados se pueden personalizar para cumplir con requisitos específicos, lo que permite una mayor eficiencia y funcionalidad en los sistemas embebidos.
    • Costo: el costo por unidad es menor en los circuitos integrados en comparación con otros dispositivos electrónicos, lo que es beneficioso para la producción en masa de los sistemas embebidos.
    • Consideraciones de diseño para circuitos integrados de sistemas embebidos

      El diseño de sistemas embebidos con circuitos integrados es un proceso detallado que requiere una planificación cuidadosa y una consideración de varias consideraciones de diseño, como:

      • Baja energía: La demanda de energía de los circuitos integrados debe ser baja para alargar la durabilidad de los sistemas alimentados con baterías.
      • Interferencias electromagnéticas: Los dispositivos de transmisión y recibimiento de señales pueden generar interferencias electromagnéticas (EMI) que deben ser manejadas mediante mecanismos de filtración para asegurar que el funcionamiento de cada componente no sea alterado por la interferencia generada por otros.
      • Capacidad de procesamiento: Para mejorar el rendimiento de los sistemas embebidos en los que se requiere alta capacidad de procesamiento, los diseños de los circuitos integrados deben comprometerse a encontrar la capacidad de procesamiento ideal.
      • Conclusión

        Los circuitos integrados son un componente clave en el diseño de sistemas embebidos, proporcionando la funcionalidad necesaria para controlar y procesar información. Los circuitos integrados ofrecen varios beneficios, como tamaño compacto, bajo consumo de energía, personalización y bajo costo. Sin embargo, su diseño plantea desafíos específicos, como reducir la energía, lidiar con las interferencias electromagnéticas, y encontrar el equilibrio correcto en la capacidad de procesamiento. Teniendo cuenta sus ventajas y los factores a considerar durante el diseño, los circuitos integrados son una solución de alta calidad para los sistemas embebidos.